QUE ES IE?2019-02-15T16:00:38+00:00

[ ¿QUÉ es INTEGRACIÓN ESTRUCTURAL? ]

Un ser humano eficiente en su totalidad es más efectivo que la suma de sus partes.

–Dr. Ida P Rolf

La Integración Estructural funciona al afectar estratégicamente la fascia acortada en el cuerpo mediante la práctica de trabajo manual corporal  y movimiento. Debido a que los cambios en el sistema miofascial no se pueden hacer a la vez, el trabajo se divide en diez sesiones de aproximadamente 60 a 90 minutos cada una.

Cada sesión se enfoca en un área diferente del cuerpo y tiene un objetivo principal. Las tres primeras abordan la fascia superficial. Las siguientes cuatro trabajan el núcleo corporal. Y las últimas tres tratan de equilibrar y conectar la longitud alcanzada a través de las sesiones anteriores.

A lo largo de las sesiones, a medida que se libera la fascia del cuerpo, el practicante le enseñará cómo integrar su cuerpo recién alineado a su vida cotidiana.

Fascia

Hay un tejido blando por todo el cuerpo llamado fascia. La fascia envuelve nuestros cuerpos, envuelve y conecta grupos musculares, músculos individuales, fibras musculares e incluso células y órganos. Conecta músculo a hueso, hueso a hueso y músculo a músculo.

La fascia es la que nos da nuestra postura y estructura. Realmente no se exagera cuando se dice que la fascia esta en todas partes de nuestros cuerpo.

Quién no se ha preguntado ¿Por qué es tan difícil mantener buena postura? Hay que imaginar la fascia de alguien quien pasa horas frente a una computadora todo el día, cinco días a la semana. El tejido empieza a memorizar esa mala postura y cualquier intento de cambiarla a una mejor suele ser difícil y de corta duración.

Estas «adhesiones fasciales» son parte natural de nuestras vidas, suceden debido a inmovilidad (como el ejemplo de arriba), movimientos repetitivos, traumas, lesiones, etc . Eventualmente, causan una cadena de problemas en la estructura de su cuerpo que eventualmente podrían terminar en molestias, dolor, lesiones, movimientos limitados, rigidez, etc.

La Integración Estructural es una técnica muy efectiva para disolver esos patrones de sujeción fascial al re-acondicionar el tejido fascial acortado.

Tensegridad

La Tensegridad es un término concebido por el arquitecto estadounidense Buckminster Fuller en los años sesenta. Las estructuras de tensigridad pueden soportar mucha tensión debido a su capacidad para adaptarse y distribuir cualquier carga por igual.

Para entender cómo el cuerpo humano se relaciona con la tensegridad, debemos entender qué son las estructuras de compresión y de tensión. Un ejemplo de una estructura de compresión es una casa de ladrillo. Las paredes están formadas por hileras de ladrillos, siendo los ladrillos los elementos de compresión. Cada hilera de ladrillos carga el peso de las hileras superiores, siendo la hilera inferior la cargada con mayor fuerza compresiva.

Dentro de una estructura de tensión, se encuentran ambos elementos de compresión y tensión. A diferencia de los ladrillos, en el ejemplo anterior, los elementos de compresión en estas estructuras no se tocan entre sí sino están  conectados por elementos de tensión. y la compresión se realiza por igual por todos los elementos de tensión que los rodean. Tiendas de campaña, puentes modernos, veleros, todos ellos con sus cables y postes son buenos ejemplos de sistemas de tensegridad.

¿Recuerdas esos esqueletos en clase de anatomía? La mayoría de nosotros tiene la idea errónea de que estamos sostenidos por nuestro sistema esquelético, similar a una casa de ladrillos, un hueso encima del otro. Si lo piensas, todos los huesos de tu cuerpo están básicamente flotando dentro de un mar de fascia, al igual que en una estructura tensegrida, los huesos son los elementos de compresión y la fascia los elementos de tensión. Nuestro soporte proviene de la fascia, no de los huesos.

Toda nuestras vidas nos han dicho que nos mantengamos fuertes, espalda rígida y derecha, estómago duro. Esta rigidez nos da la ilusión de fortaleza, como una armadura (o una casa de ladrillos) pero en realidad  nos hace quebradizo y más propensos a lesiones.

La Integración Estructural nos ayuda a recuperar el espacio perdido debido a las compresiones fasciales, volviendo a nuestros cuerpos más adaptables, fuertes y resistentes a las lesiones, al igual que una estructura de tensegridad.

Historia de la Integración Estructural

Antes de la Integración Estructural, habían solo unos pocos sistemas que habían examinado la estructura del cuerpo humano de una manera sistemática y científica. Hatha yoga, osteopatía y el trabajo de unos pocos terapeutas aislados.

La osteopatía fue el primer enfoque occidental moderno en ver la integración del cuerpo como un componente importante de la salud. La osteopatía mira la estructura corporal a través del esqueleto y trabaja manipulando suavemente los tejidos, liberando las restricciones capsulares alrededor de las articulaciones.

La Dra. Ida P. Rolf (1896-1979) fue una científica estadounidense que comenzó su carrera en bioquímica.  Después de haber estudiado con algunos de los primeros Osteópatas, aprendió técnicas de manipulación de tejidos blandos y centró su atención en ayudar a su familia y amigos con problemas físicos.

Durante un período de unos treinta años, la Dra. Rolf desarrolló y refinó sus métodos. Originalmente llamó a su trabajo Integración Estructural, pero algunos de sus clientes en Esalen comentaban en broma que iban a ser «rolfeados». Así que la palabra «Rolfing» nació y es hoy una marca de servicio registrada en el Rolf Institute.

Diferentes ramificaciones surgieron de la Integración estructural: The Rolf Institute, The Guild for Structural Integration, Hellerwork (Joseph Heller), Postural Integration (Jack Painter), Zen Bodytherapy (Dub Leigh), KMI (Tom Meyers), etc.